martes, 6 de mayo de 2014

Indicadores para organizar nuestra actividad en el aula con niños TDAH.


A continuación, expondremos aquellos indicadores que debemos de considerar para garantizar nuestra actividad en el aula con niños con TDAH:

•Evitar que se siente cerca de una ventana o puerta, para que los estímulos externos no logren modificar su nivel de atención.

•Indicarle que solo tenga encima de la mesa el material imprescindible para la realización de la tarea asignada en ese momento.

•Sentarlo cerca del profesor, esto facilita la atención durante las explicaciones y en la realización de tareas a la vez que se puede hacer un seguimiento más continuo.

•Intentar estructurar al máximo la rutina escolar, manteniendo la organización y el orden de las actividades diarias.

•Sentarlo junto a un compañero ordenado y atento.

•Simplificar las instrucciones y ser muy explicito y claro con lo que se espera de él.· Secuenciar las tareas en pequeños pasos, claramente definidos y reforzar la consecución de cada uno, de manera que puedan concluirlas sin dificultad. · Las tareas largas tienden a abrumarlos, piensan que no serán capaces y ni empiezan a trabajar.

•Elogiarlos cuando logran concluir una tarea, demostrando y confirmando su capacidad de organización.

•Ayudarle en la organización de su agenda, comprobando que anota todas las actividades a realizar

•Reforzarle las cosas bien hechas y los éxitos alcanzados ya que tiene muchos fracasos y necesita que se le reafirme y motive.

 •Hacer frecuentes contactos visuales, para hacerle volver de su falta de atención. Hay que mantenerle la atención constantemente, dirigiéndose al alumno mientras se explica.•Repetir las indicaciones. Necesita que se les diga más de una vez. Y dar las instrucciones paso a paso.

•Comprobar que copia las cosas de la pizarra.•Permitirle alguna válvula de escape en clase, como salir un momento. Sin hacer incidencia en su dificultad delante de sus compañeros.

•No permitir nunca que se quede solo cuando se agrupen para hacer un trabajo. 

•Preguntarle ante los demás cuando este seguro de que lo va a hacer bien, haciendo así que el resto de sus compañeros lo valoren

•Destacar mas la calidad que la cantidad (tareas, preguntas, ejercicios, etc.) de manera que no se aburran y se distraigan.

•Darles responsabilidades en la medida de sus posibilidades.•Para poder aprender necesitan sentirse conectados y enganchados con el profesor.

•Para cualquier actividad, sea del tipo que sea, necesita saber anticipadamente lo que va a pasar, para poder prepararse internamente.

•Las tareas deben tener un formato sencillo y con pocos estímulos. 

•Controlar que anota bien en la agenda las fechas de los exámenes y el contenido que entra en el examen

•Revisar diariamente sus tareas y controlar sus progresos frecuentemente. Esto les ayuda a saber qué se espera de él, si está alcanzando sus metas y si va en la dirección deseada por el profesor.

•Es muy conveniente realizar los exámenes frecuentes y cortos, máximo media hora, ayudándole a secuenciar las tareas a realizar. Reducir el contenido del examen con respecto a sus compañeros, con enunciados cortos y claros

•Procurar poner en la misma hoja, máximo dos tareas, y cuando se ha acabado se le entrega una segunda hoja con mucho espacio para contestar. Dar opción de terminarlas con el profesor de apoyo y/o refuerzo.

•Durante la realización del examen darle un apoyo individual, para centrarles la atención con preguntas como: “vuelve a leer”, “párate y piensa”, “estoy seguro que lo sabes”,” termina la pregunta”.

•Siempre que lo necesite se realizará la evaluación de forma individual, sustituyendo las preguntas escritas por orales. Escribir les supone un esfuerzo mayor que a sus compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada